Configurar las Actualizaciones en Windows 10

windows10-installing-ipdates

Windows 10 supuso un gran cambio en la forma en la que Microsoft actualizaba sus productos. Actualmente, el sistema operativo está considerado como un “servicio”, recibiendo actualizaciones de seguridad y correcciones de errores cada mes, y luego añadiendo funciones cada seis meses. Por ello, vamos a explicar en esta guía cómo actualizar Windows 10 y qué tipo de actualizaciones hay.

La fragmentación es uno de los problemas que tradicionalmente han afectado a los ordenadores con Windows, ya que había usuarios que decidían instalar unas actualizaciones y otros que no. Por ello, Microsoft hizo obligatorias las actualizaciones en Windows 10, además de que cada actualización bianual se suele quedar sin soporte pasado un año y medio para obligar a los usuarios a que utilicen la versión más reciente.

Tipos de actualizaciones de Windows 10

Por ello, el objetivo de Microsoft es claro: que el mayor número de usuarios posible esté ejecutando la última versión del sistema operativo en todo momento, además de reducir a tres las versiones a las que dan soporte de manera activa. Así, distinguimos entre dos tipos de actualizaciones que reciben los usuarios de Windows cada año.

Actualizaciones de características

Las actualizaciones de características son las actualizaciones con carácter bianual (dos veces al año) que Microsoft lanza para incluir mejoras y nuevas funcionalidades en el sistema operativo. Cada actualización se lanza en primavera y otoño, y es fácil distinguirlas por su nombre.

Cuando Microsoft las está probando y añadiendo funcionalidades, les asigna un nombre en código a todo un grupo de builds que van actualizando cada semana a nivel interno para que las prueben los Insiders. En el pasado, por ejemplo, 1809 era el código de Windows 10 October 2018 Update, pero como cada vez las espacian más, han decidido cambiar la nomenclatura en función de la mitad del año en la que salen. Por ejemplo, bajo el nuevo código, esa actualización sería 18H2. En el caso de 2019, las dos actualizaciones tienen nombre en clave 19H1 y 19H2, correspondiendo a May 2019 Update y November 2019 Update

Ventana-windows-update

Gracias a estos nombres, es mucho más fácil identificar la fecha de la que se está hablando cuando alguien se refiere a una actualización, en lugar de utilizar nomenclaturas complejas como Creators Update que hacen más difícil conocer cuándo fue lanzada originalmente esa actualización.

En 2019, Microsoft cambió también la forma en la que planteaba estas actualizaciones bianuales. Así, la primera actualización del año es la base, y luego la segunda gran actualización del sistema de otoño es una especie de Service Pack que se instala sobre esa primera gran actualización, reduciendo problemas de compatibilidad y dando más tiempo para probar las nuevas funcionalidades.

¿Cómo se reciben las actualizaciones en Windows 10?

Windows Update es la principal vía por la que recibir las actualizaciones en Windows 10 para consumidores, mientras que las empresas pueden usar otros servicios de gestión para lanzarlas a redes completas de ordenadores.

El lanzamiento de las actualizaciones es también bastante dispar dependiendo de tu ordenador. Para evitar saturar los servidores, Microsoft va lanzando las actualizaciones en las semanas posteriores a ponerla a disposición de los usuarios. Por ello, es posible que tardes días, semanas o incluso meses en recibirla en tu PC si, por ejemplo, se ha detectado alguna incompatibilidad con tu modelo de procesador, SSD o archivos en concreto. Con May 2019 Update, por ejemplo, la actualización no se instalaba si tenías juegos con versiones antiguas de protecciones anti trampas.

¿Cuándo instala Windows 10 las actualizaciones? ¿Las puedo retrasar? ¿Las hay opcionales?

Microsoft lanza las actualizaciones de calidad acumulativas el primer martes de cada mes, conocido como el Patch Tuesday. Este tipo de lanzamientos son del tipo “B”. Luego, durante la tercera y cuarta semana del mes, Microsoft lanza actualizaciones de tipo “C” y “D”, que son las versiones previas de la actualización “B” que llegará el mes siguiente. Estas actualizaciones son sólo de calidad y no incluyen mejoras de seguridad, por lo que puede que sólo te interese instalarlas si en el listado de cambios aparece alguna solución a un fallo que tengas en el sistema.

Además, las actualizaciones C y D no se instalan automáticamente, sino que hay que ir manualmente a Configuración – Actualización y seguridad – Windows Update y darle a “Buscar actualizaciones”. Ahí, aparecerán en una pestaña inferior que dice “Actualizaciones opcionales disponibles”, y podemos pulsar en “Descargar e instalar ahora” para que se instalen si así lo queremos, aunque no pasa nada si no las instalamos porque las recibiremos el mes siguiente, y con una menor probabilidad de que contengan errores. Un par de semanas después, recibiremos las versiones estables en el Patch Tuesday.

Por ello, el Patch Tuesday, una actualización de calidad, ésta se instala en nuestro PC en segundo plano sin que tengamos que hacer nada, y eso ocurre sólo una vez al mes, donde las actualizaciones se instalarán el mismo día de lanzarla o unas pocas horas después para que todos los ordenadores estén al día. También podemos programar su instalación para una hora o día concretos, retrasándola no más de unas semanas (30 días en concreto). Además, puedes programarlo para que no te molesten en horario laboral.

venta-horas-activas
Se usa esta opcion para que microsoft sepa cuando usamos el ordenador habitualmente

En cuanto a las actualizaciones de características bianuales, dependerá de Microsoft el cuándo se instale en nuestro ordenador. Si vamos a Windows Update, nos aparecerá la opción de descargar e instalar como si fuera opcional. En el caso de que no nos llegue en el lanzamiento, es posible que haya alguna incompatibilidad con nuestro PC. Para ello, siempre podemos instalarla manualmente a través del Media Creation Tool, descargando la ISO o diciéndole que nos actualice a la última versión. Si nada de eso funciona, debemos investigar a ver qué es lo que está haciendo incompatible la actualización con nuestro PC para lo cual es recomendable hacer cosas como actualizar drivers.

Si no quieres instalar esa versión, pueden llegar a pasar hasta 18 meses hasta que tengas que instalarla obligatoriamente, ya que, pasados 18 meses, las versiones de Windows 10 dejan de tener soporte de actualizaciones de seguridad, y es necesario saltar a actualizaciones posteriores.

¿Qué actualizaciones puedo desinstalar?

loading...

Para desinstalar actualizaciones, dentro de Windows Update tenemos que ir a Ver historial de actualizaciones. Ahí dentro tenemos una pestaña llamada “Desinstalar actualizaciones”. Dentro de ella, podemos elegir cuáles eliminar, donde podemos elegir quitar algunas actualizaciones opcionales (drivers y de seguridad de programas que no son de Microsoft) o incluso las de seguridad más recientes por si introducen algún problema de compatibilidad en nuestro sistema.

Ventana de  actualizaciones instaladas
Donde se muetran todas las actualizaciones instaladas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *