Hacer ejercicio durante los descansos en God of War Ragnarok mejorará el enfoque

by admin

Todos hemos estado allí.

Nos paramos frente a la niebla, la puerta, la escalera o cualquier otra cosa que inicie la pelea del jefe en un juego como, digamos, Dios de la guerra Ragnarok, y prepararnos para lo desconocido, o al menos para la educación sobre el agua salada que estamos a punto de recibir. Llenos de vértigo y miedo, incluso podríamos expresar algo de auto-estímulo verbal mientras nos preparamos mentalmente para lo que está por venir.

Elegimos nuestro tiempo, respiramos y entramos.

Comenzamos a distancia, sintiendo las cosas mientras intercambiamos algunos golpes, luego nos acercamos para ver qué cambia. Probamos nuestros movimientos favoritos, vemos cómo funcionan y comenzamos a modificarlos.

Entonces comienza.

¿Alguna vez has pensado, quiero mejorar en los juegos, pero no quiero destruir mi vida? Estamos aquí para ayudar con una semana especial dedicada a todo lo relacionado con los videojuegos y la salud.

El tipo grande nos está matando. Nuestra lucha se está convirtiendo en un molino de viento de tiros mal colocados, defensas tardías y jugabilidad inestable.

Estamos en problemas.

En este momento, salimos de la zona de «lucha» y entramos en la zona de «huida», pero la muerte suele ser la única forma de salir de una batalla de jefes. Seguimos luchando, tratando de recuperar un impulso que nunca llega, hasta que pronto el jefe se erige en victoria.

No tiene que ser de esta manera.

Soy terapeuta ocupacional con más de tres décadas de experiencia en rehabilitación y me he centrado mucho en mejorar la función humana desde el principio. Tengo una corazonada: creo que hay algo que podemos implementar que nos puede dar una ventaja sobre los jefes y aumentar el rendimiento del juego en general.

los llamé ejercicios para matar jefes.

Así es como funciona: cuando llega la escena, saltamos a una pequeña «Carnicería de escena». Estos son ejercicios cortos y rápidos que hacen fluir los jugos, agudizan nuestra atención y nos permiten ir a la batalla preparados para lo que se avecina. ¿Por qué sentarnos y preocuparnos mientras nos mecemos en nuestras sillas, cuando podemos estar calentando para la batalla?

Tenga en cuenta que no estamos viendo ejercicios tradicionales destinados a una mejor salud. No, lo que queremos es bondad para derrotar a los jefes. No se preocupe, aún podrá ver la escena y ofreceré modificaciones de ejercicios para tener en cuenta los diferentes potenciales de rendimiento.

Empecemos.

Ejercicio 1: Abdominales en silla

Comience deslizando la parte trasera hasta el borde de la silla. Inclina la parte superior de tu cuerpo completamente hacia atrás en la silla, lo que hará que te desparrames. Desde aquí, simplemente siéntate hasta donde tus hombros estén sobre tus rodillas. Prueba con 30 repeticiones. Estos pueden ser sorprendentemente difíciles al principio, dependiendo de su nivel de condición física.

Modifique agarrándose de los apoyabrazos y usando la parte superior del cuerpo para levantarse. No demasiado; lo suficiente para ponerte en pie.

Ejercicio 2: Inmersiones en silla

Deslízate rápidamente hasta el borde de tu silla. Coloque los pies lo más adelante que pueda, mientras coloca las palmas de las manos hacia abajo sobre la parte inferior de la silla. Deslice su espalda fuera de la silla y luego bájela hacia el piso, usando sus brazos para controlar el descenso. Cuando toques fondo, empuja hacia arriba con los brazos. Intente hacer al menos 20 repeticiones y tómese un segundo completo para moverse en cada dirección. Este ejercicio martilla el pecho, los hombros y la parte superior posterior de los brazos.

Modifique según sea necesario moviendo los pies más cerca o más lejos para controlar el nivel de dificultad, o limitar la profundidad a la que desciende en las inmersiones. Dependiendo de tu cuerpo, es posible que no puedas bajar por completo, y eso está bien. Solo haz lo que puedas.

Ejercicio 3: Sentarse y ponerse de pie

Cuando llegue la escena, quiero que te levantes de la silla. Así es, ¡solo levántate! Ponte de pie, con las rodillas rectas y los hombros hacia atrás.

¿Suena fácil? Que no es.

Quiero que hagas lo más cerca posible de 30 de estos. Trate de ponerse de pie en un segundo y sentarse en un segundo, y concéntrese en movimientos suaves todo el tiempo. Ahora, es posible que no pueda hacer 30 seguidos al principio, y eso no es problema. Solo da lo mejor de ti. Este ejercicio realmente acelerará tu metabolismo y tu concentración estará optimizada para cuando termine la escena.

Las modificaciones pueden ser:

  • Movimiento más lento: Reduce la velocidad de movimiento y reduce a la mitad las repeticiones.
  • Flexiones de rodilla: Párese completamente hacia arriba. Estabilizar. Luego, continuando de pie derecho, húndete tan bajo como tus rodillas te lo permitan antes de volver a ponerte de pie.
  • Corre en el lugar: realiza una carrera estacionaria de ritmo rápido. Asegúrese de llevar las rodillas en alto.

Ejercicio 4: Toca el suelo; tocar el cielo

Este es el ejercicio más difícil, pero fantástico para lo que estamos tratando de lograr.

Primero, ponte de pie. A partir de ahí, doble las rodillas, póngase en cuclillas y toque el suelo con el controlador (si es con cable y no inalámbrico, puede dejarlo brevemente). Inmediatamente vuelva a ponerse de pie mientras al mismo tiempo se estira por encima de la cabeza con un movimiento fluido y sostenga el controlador (o las manos) lo más alto posible. Realiza al menos 20 repeticiones, pero toma lo que puedas al principio.

Este ejercicio puede parecer un poco divertido, pero es un movimiento de cadena cinética cerrada de alta intensidad que pondrá a tu cuerpo en alerta. Saldrás de la escena nítido y listo para retumbar.

Si necesita modificar, intente limitar lo bajo que va. También puede realizar movimientos progresivos, donde va más profundo a medida que se acumulan las repeticiones.

6 consejos para empezar

Una breve palabra antes de empezar:

  1. Practique estos ejercicios con anticipación. Una vez que hayas refinado tu rutina de Cutscene Carnage, puedes llevarla a un juego de alto riesgo.
  2. La práctica hace la perfección. Cuantos más ejercicios hagas, más se adaptará tu cuerpo y mejor te pondrás. Empezarás a entender mejor tu cuerpo.
  3. Todo el mundo es diferente. Algunos de estos ejercicios pueden no funcionar para usted en absoluto. Otros estarán en tu callejón. Quédese con los que se sientan naturales para usted.
  4. Adaptar según sea necesario. Si no puede hacer algunos de estos ejercicios, intente con las formas modificadas. Encontrarás algo que funcione para ti con un poco de exploración.
  5. Te sorprenderás. ¡La actividad de ráfaga corta y de alta intensidad puede desencadenar la misma química corporal y las mismas respuestas físicas que un escenario de lucha o huida (en el buen sentido)!
  6. Hazlo tuyo. Si bien proporciono algunas opciones aquí, siéntase libre de usar los ejercicios que desee.

Espero que estos ejercicios te sean de utilidad. Hágalos bien, y creo que realmente pueden cambiar su enfoque del juego. No importa cuán grande sea el jefe (o cuán aterradora pueda ser su arma), porque ahora estás enjuagado. Estas listo. Lo estás sacando y llevándolo a casa.

Confía en mí en esto, jefe asesino.

Pcenter.es – #Hacer #ejercicio #durante #los #descansos #God #War #Ragnarok #mejorará #enfoque

Síguenos en YouTube: @PCenterES

También le puede interesar

Leave a Comment